EL SONIDO EN LAS ESCUELAS DE SABIDURÍA

sonido de sabiduria

En las antiguas escuelas de sabiduría de Egipto, Roma, Grecia, la India y otros centros de aprendizaje el conocimiento del sonido era una ciencia muy refinada basada en el entendimiento de la vibración como la principal fuerza causativa del universo. Como señala Jonathan Goldman en su obra Sonidos que sanan, “en las antiguas escuelas de Misterios, los sacerdotes y los magos eran también músicos. Muchos de los grandes científicos de la antigüedad, como Pitágoras, estaban versados también en conocimientos esotéricos. Su sabiduría provenía de una comprensión del universo que sólo en nuestros días ha entrado a formar parte de otros terrenos tales como el de la física cuántica, donde lo científico y lo espiritual pueden convertirse en una sola cosa.”

 

En la antigua Grecia Apolo era el dios de la música y de la medicina. “Había templos de sanación en los que la música se consideraba la principal fuerza para armonizar el cuerpo y el espíritu y, de esta manera , sanar.” (J.Goldman, Sonidos que sanan)

 

Se sabe que Pitágoras (siglo VI a.C.) utilizaba la música y el sonido para la sanación. Llamaba a su método “medicina musical” y en su escuela de Crotona se enseñaban los secretos de la transmutación psíquica y de la sanación por medio del sonido y la música. Consideraba el Sonido como elemento esencial del universo. “Cada cuerpo celestial, de hecho cada átomo, produce un sonido particular debido a su movimiento, su ritmo o vibración. Todos estos sonidos o vibraciones componen una armonía universal, en la que cada elemento, sin perder su propia función y carácter, contribuye a la totalidad.”

 

Los sacerdotes del antiguo Egipto conocían cómo utilizar el poder del sonido  para despertar y reequilibrar los centros energéticos del cuerpo. En la tradición sufi gozan de una enorme riqueza y complejidad las aplicaciones del sonido para el bienestar físico y espiritual y para ellos es “Ghiza-I-ruh” (“alimento para el alma”). Por su parte la tradición hindú considera el cosmos entero como un “océano de vibraciones” y los Nad yoguis (maestros del sonido) han utilizado el poder de las vibraciones sonoras como un medio para sanar el cuerpo y alcanzar la más profunda esencia espiritual.