COMBINACIONES ARMÓNICAS

cuencos de cuarzo

En la antigua Grecia la música y la geometría estaban íntimamente relacionadas.

Consideraban que las melodías poseían un orden, una belleza, vinculada a determinadas proporciones que no eran aleatorias.

Para ellos la música era “hacer audible la geometría”.

Para la escuela pitagórica los números iban mucho más allá de la simple aritmética, eran arquetipos de la divinidad.

De hecho fue Pitágoras quien desarrollo la escala musical que hoy conocemos buscando el “sonido de los números” a través del monocordio.

Para explicarlo de forma sencilla se puede decir que tensó una cuerda y la hizo vibrar. Luego la mitad de la cuerda,  luego los 2/3, los 3/4 etc…

Las frecuencias que obtuvo fueron el origen de las notas de la escala musical.

Además descubrió que ciertas combinaciones de notas (intervalos) equivalentes a proporciones geométricas, eran especialmente armónicas, a tal punto que en su escuela de Crotona se utilizaban como una importante herramienta de sanación.

Por ello a la hora de escoger varios cuencos se pueden buscar estas proporciones.

En especial se pueden crear sets de 3 ó 4 cuencos en los que no sólo se aportará la armonía de cada nota, sino que su combinación creará estructuras vibracionales enormemente terapéuticas, que ayudarán a restablecer nuestro equilibrio físico y energético.